En la actualidad existen alrededor de 5000 especies de mamíferos de los cuales 2000 son , y entre ellas nos encontramos una especie de ratón que es el Mus musculus o ratón doméstico. Esta especie se caracteriza por ser un roedor comensal por lo que tiene una estrecha relación con el ser humano, ya que cohabitan nuestras instalación y comen nuestra comida. La infestación de ratones es fácil de detectar debido a la presencia de excrementos en la instalación.

El ratón doméstico es originario de Asia central y llegó a Europa a través del trasiego y el comercio portuario. Su gran adaptabilidad a casi cualquier entorno le facilitó la supervivencia y junto con su capacidad reproductiva hace que esta especie sea el segundo mamífero más abundante de la tierra, solo precedido por el ser humano.

Un ratón puede ocasionar daños considerables y suponer una molestia ya que pueden producir daños estructurales y eléctricos en las instalaciones. Además, dichos mamíferos pueden constituir un vector de transmisión de enfermedades a los seres humanos, pudiendo llegar a transmitir la rabia, el cólera, la salmonelosis, etc.
Las enfermedades pueden ser contagiadas de forma directa a través de un mordida o de forma indirecta por la ingesta de un alimento o agua contaminada.

La principal especie que habita en Canarias, es como nombramos anteriormente el ratón doméstico.

Apariencia

El ratón doméstico tiene un pelaje de color pardo grisáceo con la parte ventral clara. Tiene una longitud de unos 15 cm de largo, incluida la cola y pesa entre 10 y 30 gramos. Respecto a las patas y la cabeza son relativamente pequeñas a lo contrario que las orejas y ojos que son grandes.

Ciclo de vida

Si las condiciones de temperatura y alimento son favorables puede llegar a reproducirse durante todo el año. Cada gestación dura 19 días, dando a luz entre cuatro y siete crías. El ratón doméstico alcanza su madurez sexual al 1,5-2 meses. Posteriomente, debido al corto período de gestación las hembras pueden volver a quedarse embarazadas al poco tiempo de haber soltado a la anterior camada. Normalmente suelen poner 8 camadas al año pero pueden llegar a poner 13 camadas si las condiciones son favorables, por lo que si traen cinco crías por camada en un año puede producir entre 50 y 65 crías. Los ratones tiene una longevidad entre 1 y 2 años de vida.

Hábitat

Los ratones domésticos suelen nidificar cerca de sus fuentes de alimentos para que la distancia entre la comida y el nido no exceda su radio de acción. Los lugares más habituales para formar sus madrigueras son paredes, falsos techos, cajas, escombreras, basureros, etc.

Alimentación

Los ratones domésticos son de naturaleza herbívora, pero en tiempos de hambruna pueden exhibir comportamientos caníbales. Normalmente, prefieren consumir granos, frutas o semillas, de ahí la razón de que nos causen severos daños a los humanos. También le gustan los alimentos dulces, como la crema de cacahuete o el chocolate, siendo esto más efectivo que el propio queso. Suelen alimentarse por la noche, en zonas oscuras ya que son muy desconfiados, llegando a comer aproximadamente 3 gr al día, pudiendo sobrevivir sin agua adicional.

¿Problemas con alguna rata?
contacto
¡Identifique las cucarachas!
contacto
¿Quiere hablar con nosotros?
contacto